Nigro Notaro Viajes

Los diez monumentos más visitados del mundo

Responsive image

Todos deberíamos visitarlos alguna vez

Como los diez mandamientos, los monumentos más visitados del mundo son como una premisa para recorrer al planeta a través de sus obras supremas.


Colosales, magníficos, simbólicos. Su imagen representa una suma de significados, despierta fantasías, anhelos, inquietudes y llevan a expresar más de un suspiro. Así son algunos de los monumentos más distinguidos del mundo. Obras creadas por el hombre que perduran en el tiempo y que forman parte de la historia, de las tradiciones, del patrimonio no sólo de la población donde se insertan sino de todo el globo.Torre Eiffel, París, Francia
 
Entre los monumentos más visitados se encuentra la Torre Eiffel. Todo un ícono de París, Francia. Se trata de una magnética torre de hierro de 330 metros de altura que fue construida por el Ingeniero Gustave Eiffel en 1889 en ocasión de la Exposición Universal de París. Esta atractiva mole concentra el espíritu del romanticismo francés. Unos 7 millones de turistas cada año hacen realidad el sueño de tomarse una fotografía junto a ella y de llevarse como recuerdo una hermosa postal de París desde las alturas.
 
La visita a la Torre Eiffel es una de las metas que todo turista tiene al llegar a la Ciudad Luz. Pero no es la única construcción de reconocimiento mundial. Casi 12 millones de personas al año visitan otro de los símbolos de París.
 
La Catedral de Notre –Dame, erigida en 1345, es una de las construcciones de estilo gótico más llamativas del mundo. El rosetón característico, así como las gárgolas, las galerías y torres, le otorgan misterio a esa atmósfera de misticismo e historia en la que se vivenciaron las coronaciones de Napoleón Bonaparte y Enrique VI de Inglaterra y la beatificación de Juana de Arco. Está ubicada a orillas del río Sena, en la Isla de la Cité.
 
La impronta de un pasado de luchas y glorias se percibe en el magnífico recinto que era sede del entretenimiento popular. En sus tribunas, unos 80 mil espectadores se daban cita para desatar su euforia. Las ruinas del gigante romano es otra de las grandes obras simbólicas que forma parte de los tesoros del planeta. Una gran construcción para la época, es todo un emblema del imperio romano, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980. El Coliseo, construido en el siglo I, es una de las Siete Maravillas del Mundo.
 
Vestigio del mundo antiguo, la Acrópolis de Atenas, en Grecia, es otra de las obras monumentales que más visitan los turistas. El Partenón fue construido en los tiempos de Pericles, allá por el 438 a.C. El friso, las columnas, y la magia de su historia, despiertan interés y admiración.
 
Las Pirámides de Egipto además del peso de su historia, tienen también una gran dosis de enigma. Son obras de ingeniería sobre las cuales se han tejido diversas teorías acerca de cómo fue realizada su construcción. La visita a El Cairo, tiene en la lista de imprescindibles, una recorrida para conocer una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, que es a su vez, la única que permanece en pie.
 
Cada año, unos 3 millones de personas conocen de cerca las construcciones situadas a 18 kilómetros de El Cairo. Erigidas durante la dinastía de Keops, en el 2500 a.C. las pirámides de Giza, Kefrén y Micerinos, son símbolos de toda una cultura.
 
España tiene también una amplia gama de construcciones que representan su trayectoria, sus mixturas, su esencia. No obstante, una de sus joyas es sin dudas la Alhambra de Granada. Se trata de un conjunto de maravillosos palacios y una fortaleza que datan del siglo XIII y que fueron el hogar del monarca y la corte del Reino Nazarí de Granada. Entre sus rasgos característicos destacan la arquitectura islámica y sus bellos jardines y fuentes.
Rodeado de un paisaje imponente con las Sierras Nevada de escenografía, la ciudad palatina, como también se la llama, despierta asombro por la belleza tanto externa como interna de sus construcciones cuya decoración andalusí derrocha lujo. Declarado Patrimonio de la Humanidad, este monumental conjunto recibe más de 3 millones de visitantes al año.
 
Cruzando el Océano Atlántico, desde Europa, la ciudad de Nueva York contiene uno de los símbolos más conocidos de Estados Unidos: la Estatua de la Libertad. La mole emblema fue diseñada por Frederic Bartholdi y su estructura estuvo a cargo del mismo creador de la Torre Eiffel. Emplazada en la desembocadura del río Hudson, al sur de la Isla de Manhattan, la figura se eleva hasta tocar el cielo invocando uno de los valores supremos y declarando que la libertad es la que ilumina al mundo. Inaugurada en 1886 al cumplirse el centenario de la independencia norteamericana, la estatua es un regalo que le hizo el gobierno francés a los Estados Unidos.
 
La imponente imagen es también parte de las piezas consideradas Patrimonio de la Humanidad y recibe anualmente la visita de casi cinco millones de turistas.
 
En Estados Unidos, otros monumentos que reciben gran cantidad de visitantes son el Golden Gate de San Francisco, y el monumento que homenajea a Abraham Lincoln, ubicado en Washington DC.
 
Algunos sostienen que puede verse desde la Luna, para los más escépticos, esa idea es sólo un mito. La Gran Muralla China es imponente, y esa grandilocuencia la posiciona entre los monumentos más visitados del mundo. Con sus 9 mil kilómetros de longitud entre Corea y el desierto de Gobi, la famosa construcción impone respeto.
 
Su meta era proteger las fronteras del imperio de los invasores provenientes de Manchuria y Mongolia. Fue levantada entre los siglos V a.C y el siglo XVI. El tramo situado a 80 kilómetros de Pekín, en Badaling, es el más visitado. Es todo un sinónimo de China, habla de sus tradiciones, de su espíritu de lucha, de su ingeniería. Nadie que visite el país puede dejar de conocer esa gran obra, recorrer algún tramo, y adentrarse en su historia.
 
El Taj Mahal es todo un ícono de la India. Es un mausoleo de una construcción inigualable que se destaca en la geografía de Agra. Fue construido por el emperador Shah Jahan entre 1631 y 1654 como ofrenda para su esposa Mumtaz Mahal. Casi tres millones de visitantes se deslumbran cada año frente a este Patrimonio de la Humanidad y una de las Siete Maravillas del Mundo.
 
La monumental obra consiste en un conjunto de edificios simétricos y el mausoleo coronado por una cúpula de mármol blanco, que requirió de 20 mil hombres que trabajaron para dar origen a la construcción. En su decoración se observan detalles islámicos, persas, indios y turcos.
 
Llamativo, icónico, el recinto que alberga a la Opera House de Sidney, Australia, es otro de los monumentos mundiales que atraen a turistas de todas las latitudes. Sus características edilicias afianzadas en una arquitectura característica del siglo XX, la vuelven una estampa atractiva. Diseñado por el arquitecto danés Jorn Utzon, e inaugurado en 1973, alberga a la Compañía de Ópera Australia, la Compañía de Teatro de Sydney y la Orquesta Sinfónica de Sidney.
 
Siete millones y medio son los turistas que cada año se asombran con el emblemático edificio que contiene cinco teatros, cinco salas de ensayo, dos salas principales, cuatro restaurantes y tiendas de recuerdos.
 
Estas importantes piezas de la arquitectura mundial conforman el listado de los monumentos más visitados en todo el mundo. Son sitios de gran importancia por los significados que convergen en cada uno, y son representativos tanto para los locales como para los visitantes. Visitar el lugar y registrar el momento a través de las cámaras fotográficas, es una de las experiencias memorables que todo turista debe vivir.
 


Verónica Luna para TodoParaViajar.com