Nigro Notaro Viajes

Barcelona a través de Gaudí

Responsive image

Te invitamos a recorrer Barcelona tras los pasos de Gaudí.

La estética que planteó Antoni Gaudí vibra a lo largo y a lo ancho de la ciudad de Barcelona. El "modernismo catalán" se expresa a cada paso, en edificios, parques y barrios. 




Barcelona es una ciudad encantadora, artística y única, pero estas características se las debe - mayormente- a Antonio Gaudí. El arquitecto, diseñador y decorador catalán, famoso por ser uno de los mayores exponentes del modernismo, construyó 14 obras impactantes en Barcelona.
 
 
El paisaje de la capital catalana no sería lo mismo sin la basílica de la Sagrada Familia, a la que Gaudí le dedicó 43 años y no llegó a ver la obra concluida. La construcción comenzó en 1882 y, aunque aún está incompleta, planean finalizarla para el año 2020. 
 
 
La particularidad de la Sagrada Familia es que la construcción se logró con donaciones de particulares y se fue improvisando a medida que avanzaba. La torres cónicas, que serán 16 cuando el edificio esté terminado, sobresalen y se hacen estrechas con la altura. Esta obra maestra es el monumento más visitado de España y fue declarada "Patrimonio de la Humanidad" por la UNESCO.
 
 
 
 
Las características que más resaltan en los diseños de Gaudí son las fachadas, techos e interiores con líneas inspiradas en la naturaleza; especialmente en lo vegetal y lo animal. 
 
 
Otro de los puntos más importantes de Barcelona es el Parque Güell, que se comenzó a construir en 1900 por encargo del industrial Eusebi Güell.
 
 
Las cerámicas coloreadas que siguen patrones de mosaicos y forman animales, además de los balcones, bancos y elementos decorativos son parte importante del parque, que tiene vistas a toda la ciudad. En el parque la naturaleza se mezcla con los edificios y las cúpulas sin líneas rectas proyectadas por Gaudí. Sin duda un punto imperdible de la ciudad, cuya entrada es gratuita luego de las 5 de la tarde. 
 
 
La torre Bellesguard, es una obra de Gaudí que recién abrió sus puertas al público en el 2013, pero es considerada Monumento Cultural de Interés Nacional por su singularidad y exclusividad. Ubicada a los pies del Tibidabo, la torre fue levantada sobre las ruinas de la residencia del Palacio Real de Martín I, con el clásico estilo neogótico y modernista que caracterizaron a Gaudí. 
 
 
La Casa Milà también llamada "La Pedrera" está ubicada en la coqueta avenida “Passeig de Gràcia”. La casa es considerada una innovación arquitectónica por la utilización de una estructura de columnas y suelos  libres de muros de cargas. A la vista, por sus rincones y formas irregulares, recuerda a una cueva o refugio de la prehistoria.
 
 
 
 
También en el Passeig de Gracia está la "Casa Batlló", que fue un trabajo de remodelación que realizó Gaudí en un edificio ya existente. Como en todas las obras de Gaudí, cada detalle tiene un significado. El techo de la casa representa la batalla de San Jorge, el patrono de Cataluña, contra el dragón. 


Por TodoParaViajar.com